LA "REVOLUCIÓN" APARECE CUANDO SE SUPERAN LOS NIVELS DE INCOHERENCIA E IRRACIONALIDAD - Jaume Funes Artiaga
Les idees neixen de compartir. Aquest és el lloc web que recull tota la literatura i articles del psicòleg, educador i periodista Jaume Funes
educació, adolescents, drogues, consum, addicció, pantalles, psicologia, educación, adolescencia, drogas, pantallas, consumo, adicción
13
post-template-default,single,single-post,postid-13,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

LA “REVOLUCIÓN” APARECE CUANDO SE SUPERAN LOS NIVELS DE INCOHERENCIA E IRRACIONALIDAD

LA “REVOLUCIÓN” APARECE CUANDO SE SUPERAN LOS NIVELS DE INCOHERENCIA E IRRACIONALIDAD

Como en otras ocasiones similares, los que escribimos y hablamos ( a veces demasiado) sobre el mundo de los jóvenes vivimos estos días apremios periodísticos para explicar los movimientos contestatarios que se están produciendo esta semana anterior a las elecciones. El “por qué” o los “por ques” (que no son de Mohouriño) explotan estas tensiones, las lógicas de los que lo integran, sus psibiliddes de futuro, las respuestas a dar, etc. etc.

Hay que ser honestos para reconocer que la complejidad de cualquier fenómeno de nuestra sociedad permite la existencia de pocos expertos y que el dinamismo de movimientos “on line”, que se configuran conforme se difunden y que la difusión los configura, impide los pronosticos. Me apunto, sin embargo, a decir algo porque me he visto compelido a hacerlo para decir algo que no fueran tonterías de tertuliano. También porque el Consejero de Interior (de Catalunya) sigue en sus trece de “tolerancia cero con los antisistema” y el President ahora clama por el poder de “la mayoría silenciosa”.

Para no volver a viejas reflexiones, hoy me inclino por sugerir que las “revoluciones”, aunque sólo sean de estar por casa, las explosiones masivas a favor de que algo cambie, tienen al menos dos tipos de chispas que las encienden: la desesperación de los que ya no pueden perder mas en sus vidas, fuera de su propia vida y la de los suyos; la anulación personal que supone tener que comulgar cada día con el absurdo total.

Hablemos de esta última. La mezcla de las personas que estos días protestan, acampan, debaten, sienten que sus vidas vuelven a tener sentido, es el resultado que emerge cuando lo que se le hace creer y aceptar a una persona supera los límites razonables de la irracionalidad. En el caso de los jóvenes (como todo el mundo repite, con la boca pequeña, los más formados de nuestra história) pueden aceptar tener algo menos de dinero para subsistir y consumir, pueden tolerar un grado más de precariedad en su trabajo, hasta pueden aceptar un poco más de color negro en su futuro. Pero, la mayoría, hay un momento que no puede tragar que lo traten como estúpido permanente.

No es que tengan que aceptar que “la vida es dura”, es que han de dar su conformidad a que todo pase por los bancos so pena de que nos abandonen. Han de conformarse no ya con las injustícias sino convivir con quien les dice que eso es natural y que los ricos no sólo es que existan es que han de ser más ricos. Descubren cómo muchos responsables sociales y políticos roban y les cuesta tragarse que otros políticos lo silencien y muchos ciudadanos los sigan votando. Descubren que muchos (no todos) políticos son puras correas de transmisión de otros poderes y les cuesta seguir formando parte de la rueda. Ya renunciaron a construir otros mundos pero necesitan sentir de vez en cuando que no todo es irracional. Saben, escuchan, leen, ven, intercambian, … y descubren que personas lúcidas y sensatas proponen cosas razonables para vivir un poco mejor y…

Al final, la rueda de molino con la que han de comulgar supera cualquier tragadera y no queda más remedio que bajarse de este mundo si se puede, hacérselo insdoportable a los que mandan y a los que los apoyan, liberar algún rato de sus vidas sometidas, defender al menos el dereho a pensar, a tener indeas, a ser persona en compañía de otras personas.

Los que mandan (o son títeres de los que mandan) tienen con esta nueva protesta otra nueva “oportunidad” para corregir algo de la inoherencia e irracionalidad que nos domina. !Que no invoquen la democarcia. Cuando todo se lleva al absurdo es imposible que respeten las regla de juego. Saben muy bien que solo sirven para mantener el mundo como está¡

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies